jueves, febrero 14

envalentonados de febrero

Partirás en febrero
no importarán los casi cien de la abuela
ni los días cercanos a la quincena
aquellos en los cuales no creo
aunque si lo haga la gente
y la gente fe tiene
por más podrida que la vida ande
verás, todos andan tomándose las manos,
susurrándose el cariño que alguna vez se han prometido
afortunados ellos todos, ellos y ellas, la gente
cuán tórridos lamerán ese fervor popular
de manos entrelazadas y desfachatadas
de obviedades biensabidas en ese día rojo y pasional
de tantas sonseras aunque… tan bonitas,
que bonitas que son
aquellas cursilerías
que este catorce serán agujero en el bolsillo

partirás en febrero
y parece no importarte nada más que esa tierra de vino

partís, te quiero así y asá
partiendo, partido perfilado, a perderse
partiéndome

abro un paraguas que es una sombrilla
abro una sombrilla para paradojas
y yo que siempre ando partiendo
tuve mufa de timba y partido voy

podés ver?
tirarán mi sombra a un tren
y algo de mi se apagará

no recuerdo ya no
no se con quién no se hacia dónde
ni vívida ni cercana
a ciegas sin tus luces
aturdido en sinsabor
por saberte rodeada
de aquellos hombres sin rostro

ellos no rezan por mi
les importa poco y nada mi pregón
serán inmensos en mis fantasías
bestias, dioses mitológicos
me vencerán mil veces desde la montaña
sonreirán en el cauce de algún rio junto a tu sonrisa
la tan contagiosa
que inocentemente les compartirás

tus encantos…

no suelo hablar mucho de ellos
cuando pregunta la gente
apenas si sonrió y aparto la mirada
no vaya a ser cosa que caigan a cuentas
y se enamoren

y así se vuele a ciertos relatos de amor y desamor
malescribidos
los tan cojudos...

y mi vida será un tango
como siempre lo fué
como ansío ya no más
no tanto al menos, no tan fuerte

mi vulnerabilidad es un tanto más áspera que la palabra en sí

resulta que el muy terco está obstinado en insistir
nostálgico, melancólico y bebedor
será un tango sufrido en el asfalto
un tango voraz y sin escrúpulos
que en algún convite de medianoche
recordándome constantes tus besos
sacará guadaña y embestirá

un tango anestesiado y asesino
será quién tire mi sombra a un tren
luego de que partas en febrero
y asi entonces
algo de mi
se estará apagando

1 comentario:

  1. No importa qué tan compadrito sea, uno siempre le hace frente
    Y que gane el amor

    ResponderEliminar

No te guardes tus ocurrencias!